Julio Anguita

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

Esta entrada es un poco más seria de lo que suelo publicar, pero me lo pide el cuerpo y como el nombre de este blog da juego para estas cosas, me lo voy a permitir.

El humor es más importante de lo que parece, no solo es se trata de vídeos de epic fails en Youtube o los últimos memes o viñetas en Cuanto Cabrón, el humor también sirve para manejar sociedades, sí, lo que estás leyendo, igual que las manifestaciones o las noticias en un periódico sirve para crear tendencias o manejar grupos de opinión.

El ejemplo que voy poner para argumentar esto es el señor Julio Anguita, uno de los pocos políticos en mi opinión que se merece el calificativo de “señor”. Durante toda su carrera política y sobre todo en su etapa como coordinador de Izquierda Unida se caracterizó por defender con determinación un discurso que siempre parecía que iba contracorriente. Recordemos por ejemplo una entrevista de 1991 realizada en Televisión Española siendo todavía secretario general del PCE.

Destrucción del tejido empresarial, riqueza mal gestionada, problemas del capitalismo… Parece ser que los años le han dado le han dado alguna razón, por no decir toda.Otra entrevista curiosa es la siguiente realizada en  Antena 3 en 1993 en el que 12 periodistas y tertulianos le preguntaban por la actualidad en aquel momento.

Es curioso como hace 20 años ya se hablaba de muchos de los problemas en los que nos vemos inmersos hoy en día, pero quizás, tomados muy a la ligera. Lo que demuestran ambas entrevistas es que estábamos ante una televisión distinta con un respeto mucho mayor por el entrevistado y sobre todo con un persona convencida de su discurso y con una dialéctica clara y concisa. Un político con una amplia cultura capaz de ponerse delante de 12 periodistas y contestar sus preguntas sin ningún tipo de problema. Vamos, igual que los políticos actuales…

Pero durante mucho tiempo la imagen que tuvimos de Julio Anguita era la de los guiñoles de Canal+ en la que se le parodiaba a menudo.

A mi me encantaban los guiñoles, pero con los años me he dado cuenta de que, quizás sin pretenderlo, el hacer parodia de muchas temas pueden tener el efecto no deseado de que la sociedad se las tome a broma y de caricaturizar a personajes que no lo merecen.Recientemente y con gran acierto en Salvados le han hecho un par de entrevistas muy buenas y que recomiendo ver a todo el mundo, porque muestran claramente como mucho tiempo después tanto la persona como el político sigue siendo el mismo.

Salvados – Febrero 2012

Salvados – Septiembre 2012

En la primera entrevista se nota como Jodi Évole intenta llevarla en muchas ocasiones al terreno del humor, pero Julio Anguita no le deja en casi ningún momento. Como él mismo dice: “Sé que mi discurso es poco televisivo, pero yo soy así”. La segunda entrevista me parece mucho más rotunda y bien llevada. Nos muestra a una persona carismática, honrada, crítica y siempre convencida de su discurso. Ojalá hubiesen más políticos así, me dan igual sus tendencias de izquierda, derecha o falso centro.

También te puede interesar...

Deja tu comentario