La Imaginación en el contrabando

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

Hace unos días e uno de esos raros momentos en que estoy viendo la televisión, en Cuatro estaban poniendo el programa de investigación y divulgación ‘Diario de… a pie de calle‘. En esta ocasión uno de los reportajes mostraba las diferentes técnicas que usan los contrabandistas de tabaco para pasar la mercancía a través de Gibraltar y de como muchos gaditanos viven de este negocio clandestino. Según la Guardia Civil, sólo en lo que va de año se han incautado unas 4 millones de cajetillas solo en el negocio del menudeo, sin tener en cuenta los grandes alijos que pasan la frontera a través de otros medios.

Diario de... a pie de calle

Si te interesa ver el reportaje lo puedes encontrar completo en la página de Cuatro, es de esos que me parecen que vale la pena ver.

Uno de los detalles que me llamó la atención y que siempre me asombra es la capacidad que tienen los delincuentes que se dedican al narcotráfico o al contrabando de esconder cualquier mercancía y transportarla. En algunos casos los métodos son tan elaborados que llegan a tener su gracia cuando los ves en la pequeña pantalla. No me estoy refiriendo a los “típicos” trucos de las cápsulas ingeridas con droga o a enrollar cajetillas en fardos alrededor del estómago, sino a disimular enormes cantidades de mercancía de formas inverosímiles. Voy a poner unos cuantos ejemplos curiosos.

En el interior de troncos de madera

En este caso se escondían 70.000 paquetes de tabaco chino en troncos de árbol para pasarlos por la aduana en Ukrania.

Dentro de plátanos importados

Aquí se incautó en el Puerto de Algeciras y procedentes de Ecuador diez contenedores de plátanos que escondían piezas de plástico en cuyo interior había cocaína.

En sistema de frenos de camiones

En esta otra redada se encontró heroína en el sistema hidráulico de un camión procedente de Bulgaria.

Me gustaría saber cómo sería la sociedad en la que vivimos si esta gente en lugar de dedicar toda esta imaginación y esfuerzo a fines ilegales la dedicaran a cambiarla y mejorarla. Aunque tampoco me espero mucho, si los que tienen que dar ejemplo, que son los que nos gobiernan, emplean sus mejores cualidades (alguna tendrán) para llevarse el dinero al bolsillo, como ha sucedido en el caso Bárcenas. La única diferencia es que en el caso de los políticos se les denomina delitos de guante blanco. Una forma elegante decir ¡ROBO!.

También te puede interesar...

Deja tu comentario